Climatización, Ventilación y Aire Acondicionado

PROTECCIóN CONTRA EL FUEGO

COMPUERTAS CORTAFUEGOS

    5_1_1-compuertas-cortafuegos-rectangular
    RECTANGULARES

APLICACIONES

Las compuertas cortafuegos se instalan en redes de ventilación y climatización con el propósito de parar la propagación del fuego y el humo. Se pueden empotrar en vertical (pared) y en horizontal (suelo o techo) llevando a cabo un cierre automático en caso de siniestro. Están diseñadas para intercalarse en las redes de climatización/ventilación en zonas de incendio diferentes.

Su misión es efectuar el cierre automático, caso de producirse un siniestro, evitando la propagación de fuego y humo a otras zonas del edificio. Se empotran en los cerramientos de separación de las zonas de incendio, tanto en vertical (pared) como en horizontal (forjado de suelo o techo). La clapeta se cierra automáticamente a través de un termo fusible calibrado a 72 ºC. Los diferentes accionamientos permiten una actuación manual “in situ” o remota (mediante actuador eléctrico dotado de muelle de retorno e indicadores de posición, o mediante la utilización de bobinas electromagnéticas para el cierre). Pueden incorporarse accesorios como mini-ruptores final de carrera.

Conexión

Se conecta a la red de conductos mediante brida (conexión estándar) o con cuello.

MEDIDAS

Desde 200mm x 200mm hasta 1200mm x 700mm.

  • Estándar: Brida (RB). Tamaños (LxH) desde 200x200 mm. hasta 1200x700 mm.
  • Opcional: Cuello (RC). Tamaños (LxH) desde 200x200 mm. hasta 500x500 mm.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Ligeras y manejables sin coste de mantenimiento.

Se recomienda que exista una separación de 200 mm de espacio entre cada compuerta cortafuegos y una separación de 75 mm entre la compuerta cortafuegos y un elemento constructivo. Por otro lado, la posición en la que se monte determinará el tamaño máximo de la compuerta a utilizar.

Accionamiento
  1. Actuación manual: mediante bobina de disparo (electroimán o solenoide). Ambas disponen de placa de mecanismos con tapa y fusible térmico.
    La bobina electroimán precisa energía eléctrica para producir el campo magnético correspondiente que cesa al descargar la bobina.
    Las bobinas solenoides poseen campo magnético permanente, sin precisar energía eléctrica. Al aportar corriente, el campo magnético desaparece.
  2. Actuación remota: mediante actuador eléctrico (servomotor) dotado de muelle de retorno e indicadores de posición. No dispone de placa de mecanismos ni de tapa y el fusible de disparo automático es termoeléctrico. El servomotor es el que asegura el cierre de la compuerta cuando el actuador cesa de tener suministro eléctrico.

Pueden incorporarse hasta 4 interruptores final de carrera (mini-ruptores) para señalizar la posición de la compuerta y para intervenir en una maniobra según sea la posición de la compuerta. Estos mini-ruptores están protegidos en el interior de una caja de plástico con tapa.

Cierre de la compuerta

Puede llevarse a cabo de diferentes maneras:

  1. Disparo del fusible térmico por aumento de temperatura a 72ºC.
  2. Accionamiento manual: liberando la palanca de la placa de mecanismos.
  3. Disparo remoto de la bobina electroimán: quitando corriente (descargar).
  4. Disparo remoto de la bobina solenoide: aportando corriente (cargar).
  5. Mediante el actuador eléctrico (servomotor) con muelle de retorno: quitando corriente.